Está aquí: Inicio La Parroquia Datos Generales

Crecimiento Poblacional

El crecimiento paulatino de los poblados en la parroquia implica el aumento de actividades antrópicas que generen un cambio en el uso del suelo. Se observa principalmente la expansión de la frontera agrícola, la cual relega el área de bosques y vegetación nativa en la parroquia; de igual forma se aprecia un alto porcentaje de actividades extractivas, con la industria petrolera, como la principal de todas.
Asimismo, la parroquia cuenta con 24 poblaciones rurales, las cuales no cuentan con áreas extensas que constituyan probables polos de desarrollo a nivel local; lo que si es importante indicar es que varias de estas poblaciones no cuentan con servicios básicos apropiados, lo que puede determinar una afectación del recurso suelo, por el mal manejo de desechos y cambios de uso de suelo.

Identificación de actividades agropecuarias en relación al uso del suelo

La información analizada permitió identificar zonas de bosques nativos, áreas agropecuarias, vegetación arbustiva y herbácea, humedales y zonas urbanas.
A continuación se presenta la tabla de Uso?Cobertura del Suelo para la parroquia San Carlos.

El mayor porcentaje de la parroquia corresponde a área agropecuaria, este valor se relaciona a un alto nivel de colonización en la parroquia, la cual ha desplazado los bosques nativos en la región.
A continuación se describe algunas unidades de cobertura vegetal natural e intervenida.

a) Bosque nativo
Son formaciones boscosas que no han sido afectadas por el hombre, o que han sido afectados hace cientos de años, por lo que hoy no se puede apreciar que este haya sufrido algún tipo de alteración. Dentro de esta categoría se encuentra: 35 Bosque nativo muy intervenido, aquel que ha perdido entre el 40% y 60% del área basal por hectárea, de la formación nativa primaria. (MAE, 2011).

b) Vegetación arbustiva y herbácea
Se trata de vegetación formada por árboles bajos y enmarañados (matorrales), adicionalmente se considera gramíneas que no sobrepasan 1 m de altura.

Áreas Agropecuarias

De acuerdo con la cobertura del suelo identificada en la parroquia se puede ubicar diferentes categorías de actividades de tipo agrícola o ganadero. Entre ellas se encuentra:
a) Suelo en rotación
Se trata de áreas que cuentan han sido preparadas para un nuevo cultivo o se encuentran en periodo de descanso para una transición. El porcentaje de área correspondiente a suelos en rotación en la parroquia corresponde al 17.54%, es decir 2 356,54 hectáreas.
b) Mosaico agropecuario
Se trata de un sistema mixto de uso o un mosaico de pequeños parches con diferentes tipos de usos: cultivos perennes y de ciclo corto, pasto, árboles y cultivos, árboles y pastos, entre otros; los cuales por su tamaño, forma, grado de mezcla y escala de mapeo son difíciles de separar (PDOT Orellana, 2011). En la parroquia, esta categoría corresponde al 20,46%, lo cual equivale a 2 812,07 hectáreas.
c) Agroforestería
Los sistemas agroforestales constituyen asociaciones diversas de árboles, arbustos, cultivos agrícolas, pastos y animales, permitiendo al agricultor diversificar la producción en sus fincas o terrenos, obteniendo en forma asociativa madera, leña, frutos, plantas medicinales, forrajes y otros productos agrícolas. La agroforestería ocupa dentro del territorio de la parroquia el 1,96% que corresponde a 263,23 hectáreas.
d) Pastos plantados
Son formaciones antrópicas dominadas por gramíneas en su mayoría introducidas. En la parroquia se puede encontrar el pasto Dalis, Sabaoya amarilla y morada. Los pastos plantados representan el 5,76% del área total de la parroquia.

Riesgos

Amenaza volcánica
Debido a que los volcanes del Ecuador pertenecen a la región septentrional de los Andes, tiene en sus cordilleras muchos volcanes activos, para poder evaluar el peligro volcánico es necesario identificar las fuentes activas más cercanas a la zona de estudio, el alcance que los tipos de fenómenos eruptivos puedan tener sobre la misma y su tiempo de recurrencia.
La fuente de una erupción volcánica más cercana al campo es el Volcán Reventador, ubicado a 0°4’05" de latitud S y 77°4’22" de longitud O, hacia las estribaciones orientales del piedemonte subandino. Su área de influencia si ocurriese una erupción de grandes proporciones afectaría a las provincias de Orellana y Sucumbíos.
La historia eruptiva del volcán Reventador nos muestra en la actualidad una caldera en forma de herradura orientada hacia el Este, los productos volcánicos de las últimas erupciones históricas desde 1843 hasta 2002 han sido expulsados hacia el lado E, sin embargo la zona de estudio y su área de influencia indirecta no han sido afectadas por estos procesos.
El volcán Reventador es muy activo. Su última erupción histórica se produjo en enero de 1976 y fue documentada extensamente. En esa ocasión se presenciaron flujos piroclásticos por primera vez en el siglo. Por ser un volcán activo es monitoreado por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional. En Noviembre del 2002 empezó un nuevo proceso eruptivo que se caracterizó por flujos piroclásticos que generaron varias columnas eruptivas ocasionando caídas de ceniza en las provincias de Napo y Sucumbíos, sin embargo la Provincia de Orellana por encontrarse más alejada del área de influencia de los vientos no reportó consecuencia alguna.

El volcán Sumaco es el menos estudiado, pero debido a su ubicación, el impacto por flujos piroclásticos sería menor en la población humana, pero mayor y significativo sobre los sistemas naturales. La caída de ceniza siempre estaría en función de la dirección de los vientos. En las márgenes de los principales ríos del sector del volcán Suamco afloran importantes flujos de lava color negro de estructura columnar, dispuestas discordantemente sobre la Unidad Misahuallí. Son andesitas porfiríticas, hialopilíticas, con fenocristales de olivino, augita, plagioclasa y magnetita. De acuerdo al los estudios realizados por la Secretaría Nacional de Riesgos, el alcance geográfico de los peligros asociados a flujos de lava, lahares y cenizas no llegan hasta la parroquia San Carlos, por tanto el riesgo volcánico podría calificarse como bajo y poco probable.

Amenaza sísmica
Un análisis de peligro sísmico se lo efectúa mediante la correlación de varias fuentes de información tanto de eventos sísmicos históricos como actuales y su relación con aspectos geomorfológicos, como presencia de fallas activas, etc. El peligro sísmico no puede considerarse de manera regional como el mismo, pues existen diversos efectos de sitio que cambian las características de los procesos sísmicos importantes, puede ser expresado cualitativa o cuantitativamente según el detalle de las investigaciones geológicas y de datos de monitoreo sísmico actualizados. El informe sísmico del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional del 2005 indica varias zonas de nidos sísmicos, para el área de influencia estudiada, la zona sísmicamente activa más cercana corresponde al área 9 de la zona subandina norte, en
donde el número de sismos es 190 con una magnitud máxima de 3.9 grados en escala Richter y entre el 50% de sismos con magnitudes menores a 2.8°, estos eventos sísmicos liberan energía a través de las fallas activas del piedemonte andino.
La zona donde se asienta la parroquia San Carlos es tectónicamente estable, pues no se puede asegurar que es una zona sísmicamente inactiva debido a la presencia de la placa Nazca que se subduce en la placa Continental, ocasionando esporádicamente sismos profundos de alta liberación de energía y además no se debe descartar la posibilidad de un terremoto mayor en la zona de piedemonte andino, donde actualmente se libera energía, que afecte a la llanura amazónica.

Amenaza de deslizamientos
Los procesos morfodinámicos son procesos que se desarrollan en taludes y laderas, estos corresponden generalmente a movimientos hacia abajo y hacia afuera de los materiales que conforman un talud de roca, suelo natural o relleno, o una combinación de ellos. Los procesos morfodinámicos ocurren ya sea por factores naturales o antrópicos que afectan a su estabilidad.
Los procesos morfodinámicos dependen de varios aspectos que deben ser considerados como por ejemplo el relieve, los materiales que componen el terreno, la erosión, clima, etc. Los peligros naturales provocados por erosión desencadenan movimientos en masa cuyo volumen y disposición de movimiento dependen de los parámetros antes mencionados.
En la zona de estudio, existen de acuerdo a la clasificación geomorfológica dos tipos de relieve en la zona: las colinas disectadas y las llanuras aluviales medias y bajas. Las condiciones naturales de estabilidad pueden alterarse por la construcción de varias obras civiles, necesarias para la industria petrolera y que van generando taludes que deben llevar un control adecuado de la escorrentía y un mantenimiento constante de bermas para que los materiales poco consolidados no generen estos procesos inestables.
Sin embargo a lo largo de las carreteras y vías consutridas se observa que se ha alterado la estabilidad de los mismos, ya sea por falta de drenaje en estos o por que han quedado descubiertos a la interperie, sin embargo estos derrumbes se presentan en magnitudes muy pequeñas de manera que pueden no ser considerados como fenómenos de remoción en masa.

logo_10_tramites.jpglogo_1_ambiente.jpglogo_2_ant.jpglogo_4_cfn.jpglogo_5_turismo.jpglogo_7_conagopare-orellana.jpglogo_8_presidencia.jpglogo_9_sercop.jpg
Está aquí: Inicio La Parroquia Datos Generales
Gobierno Parroquial San Carlos
Dirección: Km Via San Carlos s/n y Via Sacha
Teléfono: 06 3065314
Joya de los Sachas - Ecuador.